De algún modo desde el comienzo de nuestros pasos hemos tenido un alma itinerante, porque nuestro trabajo nunca ha estado vinculado a un solo lugar, y continuamos queriendo descubrir nuevos emplazamientos, lo que además supone una forma de establecer nuevos vínculos.

 

Creemos en los vínculos y en el aprendizaje continuo, así que no hay mejor forma de crecer que conocer personas capaces de estimularnos para hacerles realidad sus proyectos. 

¡Bien! Mensaje recibido